Compartir

La clínica dental Avantdent, situada en la plaza de España de Valencia, ha cerrado inesperadamente sus puertas dejando a un número indeterminado de pacientes con tratamientos pendientes de solución, según ha denunciado hoy el Colegio de Odontólogos y Estomatólos de Valencia (Icoev).

La firma franquiciadora (Nutrident SL) estaba siendo operada por un empresario no dentista y, por lo tanto, ajeno a la Odontología.

La franquicia ha bajado la persiana sin previo aviso a pacientes y empleados, aunque, en este caso, ha colocado junto a la puerta un teléfono de atención al que los pacientes pueden dirigirse.

Desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia recuerdan que, en los últimos años, ya se han producido hasta cinco cierres de clínicas dentales en la provincia de Valencia. Se estima que estos han dejado abandonados a más de 600 pacientes.

Nuevamente este cierre también afecta negativamente a los odontólogos y al resto de trabajadores, dado que de la noche a la mañana se han quedado sin empleo y con sueldos pendientes de cobrar.

Si antes fueron Clinikdent, Dientes, Boca o Vegamar, ahora es Avantdent.  En estos momentos no se descarta que la matriz de Avantdent llegue a un acuerdo económico-comercial con alguna otra cadena dental con clínicas en Valencia para continuar los tratamientos de los pacientes.

Avantdent dice que es cierre es ajeno a la empresa

Fuentes de Avantdent han explicado a EFE que el cierre de la clínica se debe a un expediente administrativo del Ayuntamiento de Valencia, con quien la franquiciada “ha incumplido sus obligaciones”, y han asegurado que el motivo del cierre es “completamente ajeno” a la empresa franquiciadora.

Asimismo, ha asegurado que la propia franquicia ha habilitado una plataforma de afectados para que los clientes de la clínica puedan “continuar sus tratamientos sin pagar”.

Esta plataforma, han explicado, está activa desde hace tres semanas, y algunos de los afectados ya han podido continuar con sus tratamientos en otras clínicas dentales que, ha asegurado, no han “subastado” clientes y no han recibido ninguna cuantía económica.

Un portavoz de Avantdent, Jorge Pelayo, del departamento de administración, ha asegurado que se continúan prestando servicios a los pacientes, con quienes se están poniendo en contacto para derivarlos a otras clínicas con las que han alcanzado acuerdos de colaboración para que no haya “ningún paciente desatendido” y puedan continuar con su tratamiento.

Según este portavoz, el cierre de la clínica se debe a un conflicto urbanístico con la comunidad de propietarios del edificio donde está ubicada, y a una posterior orden de cierre por parte del Ayuntamiento de Valencia por este problema.

Ha agregado que, según le comentan desde la franquicia, el personal está de vacaciones remuneradas y no le consta que haya ningún paciente desatendido.

Fuente: Levante-EMV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here