Compartir

Resulta paradójico que «La La Land», la película que trata sobre los sueños, acabara viviendo una auténtica pesadilla sobre el escenario de los Oscar. Todo ocurrió en el momento cumbre de la ceremonia, cuando Warren Beatty y Faye Dunaway pronunciaron el título de la cinta ganadora al gran premio de la noche: mejor filme. El veterano actor abrió el sobre con el nombre del vencedor y lanzó un gesto de extrañeza a su alrededor. Titubeó y, como si quisiera quitarse un marrón de encima, le pasó el sobre a su compañera. Y ella leyó «La La Land».

Los pronósticos parecían cumplirse y el equipo de la cinta subió a recoger el premio con el entusiasmo habitual de los ganadores que alcanzan la meta tras una dura carrera por alzarse con la preciada estatuilla. Pero, de repente, mientras uno de los productores daba su discurso de agradecimiento, saltó la bomba: el Oscar, en realidad, era para «Moonlight», el filme dirigido por Barry Jenkins.

«El Oscar no es para nosotros, es para ‘Moonlight’», dijo de forma incesante el productor de la cinta. «Habéis ganado vosotros. Lo digo en serio», repitió. Los espectadores, que pensaron estar viviendo una nueva versión de ese momento de los Grammy en que Adele dijo que el premio se lo merecía Beyoncé, pronto se percataron de que lo veían en la pantalla no era broma. «La La Land» acababa de recoger el Premio Oscar más breve de la historia.

Los Oscars

¿Cómo ocurrió? Warren Beatty y Faye Dunaway eran los encargados de entregar el galardón a Mejor Película. Lo hacían para celebrar que el filme que les consagró en el mundo del celuloide, «Bonnie & Clyde», cumplía 50 años. Pero a la pareja le habían hecho entrega del sobre equivocado: el de mejor actriz. Una captura posterior de la ceremonia demuestra que les habían dado el del premio anterior. Pero como en la tarjeta ponía «Emma Stone y ‘La la land’», Faye Dunaway pronunció el título de la película. Una captura lo demuestra.

«Warren, ¿qué hiciste?», bromeó Kimmel, pese al tenso ambiente en esos momentos, quien también lanzó un chiste recordando un error similar cuando el presentador Steve Harvey se equivocó en 2015 al anunciar la ganadora de Miss Universo. «Quiero contar lo que ha pasado. He abierto el sobre y decía: ‘Emma Stone – La La Land’. Por eso he echado una mirada tan larga a Faye (Dunaway) y a vosotros (el público). No intentaba hacerme el divertido», dijo Beatty sobre el escenario ante la confusión generada.

Sobre el escenario, las caras de los miembros del equipo de «La La Land» fueron todo un poema. Barry Jenkins y Mahershala Ali se abrazaron incrédulos mientras los responsables del musical lloraban sobre las tablas.

PriceWaterhouseCoopers (PWC) es la empresa que se encarga de gestionar el recuento y anuncio de los Oscar. Tal como cuentan los responsables, hay dos responsables de la compañía en los dos extremos de los escenarios que se encargan de dar los sobres a los presentadores del premio. Todo parece indicar que uno de esos responsables se equivocó al dar la tarjeta de mejor actriz a Warren Beatty y Faye Dunaway en vez de mejor película.

«Los productores deciden el orden de entrega de premios. Yo tengo un maletín con 24 sobres. Martha tiene otros 24. Cada uno se pone en un extremo del escenario y damos los sobres correspondientes a los presentadores de cada premio. No suena muy complicado, pero tienes que asegurarte que entregas a cada presentador el sobre correcto», señalaba semanas antes uno de los trabajadores encargados de dar los sobres al contar el procedimiento en uno de los reportajes especiales de la Academia. Esto explica por qué había dos sobres de mejor actriz y por qué pudo darse el fatal equívoco.

Con la estatuilla a Mejor Película, «Moonlight» se fue de la ceremonia con tres Premios Oscar: Mejor Película, Mejor Actor Secundario (Mahershala Ali) y Mejor Guión Adaptado.

Fuente: ABC