Inicio Actualidad Los vecinos rechazan que la avenida de Burjassot se quede en un...

Los vecinos rechazan que la avenida de Burjassot se quede en un solo carril

27
0
Compartir
Avenida Burjasot

La Associació de Veïns de Benicalap ha criticado abiertamente la construcción de un carril bici en la avenida de Burjassot, una obra que consideran que no atiende «las verdaderas necesidades del barrio». Pero curiosamente esta infraestructura fue una de las tres propuestas ganadoras en el distrito en la primera edición de los presupuestos participativos, la que se desarrolló a caballo entre 2015 y 2016. Los vecinos votaron mayoritariamente en la consulta por el vial ciclista, además de dos nuevos jardines.

La Associació de Veïns de Benicalap rechaza cómo se desarrolló el proceso participativo que aprobó la construcción del carril bici. «La consulta ciudadana es un absoluto desastre. Si consigues juntar a un buen número de parroquianos, puedes conseguir que aprueben un proyecto. El día que España 2000 se organice, van a dar un susto a más de uno… Imagino que el carril bici fue una propuesta del grupo de Podemos de aquí del barrio. Nosotros queríamos un centro social y cívico, pero la gente luego vota lo que quiere. Nos quejamos que durante 25 años se hacía lo que quería el PP, y ahora es lo mismo, pero con este sistema», asegura Pep Bellver, presidente de la entidad vecinal.

En la nueva configuración que va adquiriendo la avenida Burjassot se mantienen junto al carril bici dos carriles de circulación para el tráfico privado y público desde la calle San Pancracio hasta el carrer del Mondúver, donde cruzan las vías del tranvía. Desde ese punto hasta el final de la avenida en sentido Ronda Nord el tráfico motorizado solo dispone de un carril, junto al vial ciclista. Uno de los problemas habituales que sufría esta avenida hasta ahora era que de los dos carriles que contaba para el tráfico, habitualmente uno de ellos estaba bloqueado por los vehículos estacionados en doble fila.

Según el proyecto, las plazas de aparcamiento que ya existían en ambos lados se reducen levemente. En la zona derecha, la línea de estacionamiento separa ahora el tráfico del carril bici. Sin embargo, el dirigente vecinal asegura que se ha producido una pérdida del 50 por ciento de las plazas. La reordenación también ha facilitado que las aceras doblen su tamaño en aquellas zonas que antes estaba retranqueado el aparcamiento de coches, así como en muchos chaflanes.

«No se puede aparcar»

Bellver insiste en la cuestión del aparcamiento, un problema que, asegura, es generalizado en el barrio. «No hay sitio para aparcar y no hay opciones de alquilar, y una obra así complica aún más la vida a todos los vecinos», considera. También cree que la reducción a un carril de gran parte de la avenida «va a provocar grandes colas cuando pare el autobús o el camión de la basura».

El resultado de la reordenación –todavía en ejecución– «es que han desgraciado la avenida, aunque en realidad no sé cómo se atreven a llamarle avenida a un calle con un solo carril y de un sentido», lamenta el presidente de la AVV Benicalap. «¿Tanta gente va en bici?», se pregunta, para más tarde autoresponderse. «Ya sé verá, pero desde luego esto no era lo que verdaderamente necesita el barrio; ni lo quería la asociación de vecinos ni el vecindario», asegura.

Según explica Pep Bellver, la Associació de Veïns lleva «años» reclamando la construcción de un centro social y cívico que aglutine varios recursos municipales, pero pese que el ayuntamiento cuenta con suelo suficiente «lo rechazan una y otra vez porque vale mucho dinero». El anuncio de Servicios Sociales de iniciar un estudio para habilitar un nuevo centro en el Mercado de Benicalap «no resuelve la falta de infraestructuras del barrio y desde luego pedimos mucho más que habilitar una sala», dice el dirigente vecinal.

Por: Levante-EMV

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.