Piden ocho años de cárcel para una joven por arrancar la lengua a su pareja de un mordisco

210
0
Compartir

La joven le pidió un “último beso” antes de marcharse. Fue entonces cuando le mordió la lengua, se la arrancó y la escupió en el suelo mientras su novio se desangraba.

El Ministerio Fiscal ha solicitado que se condene con ocho años de prisión “por lesiones” a Adaia, una joven acusada de haber arrancado de un mordisco la lengua de su novio durante un beso cuando éste le dijo que quería poner fin a su relación, según ha confirmado Carlos Quílez, periodista de ‘El Taquígrafo’.

En diciembre de 2016 la chica conoció por Internet a un vecino de Vilanova i la Geltrú, Barcelona, con el que comenzó una relación sentimental.

Apenas dos meses después, en febrero de 2017, el joven quiso acabar con su noviazgo “harto de sus cambios de humor”, por lo que decidió quedar con ella para comunicárselo. Lo hizo, pero Adaia no se lo tomó nada bien y comenzó a destrozar todos los objetos de su piso.

Poco después ambos se reconciliaron y retomaron la relación, pero de nuevo los problemas fueron un impedimento a la hora de ser una pareja estable. Su fuerte carácter suponía para el joven una carga que no estaba dispuesto a aguantar y decidió cortar con ella una segunda vez.

De nuevo Adaia reaccionó violentamente ante el deseo del joven, pero esta vez la cosa no acabó ahí. Minutos después regresó arrepentida y pidiendo perdón para después fundirse en un abrazo con el chico y, tras ese primer contacto, tal y como recoge el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, ella le pidió un último beso, el que a la postre fue “el beso de la muerte”.

Fue en ese instante cuando la joven le propinó un fuerte mordisco en la lengua, se la arrancó y la escupió en el suelo. Después se marchó del lugar corriendo y dejó al chico desangrándose.

laSexta.com ha hablado con la joven, que niega los hechos y asegura que sufría maltrato por parte de él. En su relato, Adaia cuenta ella intentó irse, pero que él la retuvo: “Me cogió, se puso encima y cuando pasó eso me estaba ahogando”. La joven explica, muy nerviosa, que llegó a pensar que se moría.

* En un primer momento, se publicó la imagen limpia de Adaia, pero por respeto a su presunción de inocencia se procedió a pixelar el rostro de la joven acusada de arrancar la lengua a su pareja.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.