Compartir

Un ladrón, que había asaltado varias viviendas de la Safor, hirió a dos guardias civiles el lunes por la noche en Gandia.

Los agentes procedieron a detenerle cerca de la estación de Renfe, donde el caco pretendía coger el último tren.

El delincuente, experto en artes marciales, propinó una paliza a los efectivos. Uno de los agentes se vio forzado a efectuar varios disparos al aire para disuadir al ladrón.

Finalmente, los guardias civiles lograron detenerle.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here